Oficinas Modernas



oficinas modernas

Hace mucho tiempo que existen las oficinas, poco después de la revolución industrial, sin embargo no hace tanto tiempo que se le da mucha importancia al diseño y a la incidencia que éste tiene sobre el trabajo de las personas que trabajan allí. Y hoy vamos a ver lo que solemos llamar oficinas modernas.

Lo que se busca es crear espacios agradables, donde el oficinista no piense en su trabajo como un lugar aburrido y desagradable. Es por ello que estos ambientes son creados pensando en combinar un estilo moderno y tranquilo, no recargado, pero sí de vanguardia y en el que todos quisieran trabajar.

Cada vez son más las empresas que optan por construir oficinas modernas, con estilos minimalistas en la mayoría de los casos, donde la decoración es escasa y por lo tanto nuestra vista descansa más.

Las oficinas modernas suelen tener una paleta de colores bastante acotada, se escoge un color como base y el resto de los colores del ambiente son diferentes tonalidades del básico. Esto permite darle una sensación de mayor seriedad, responsabilidad y compromiso con el cliente a nuestra oficina. A fin de cuentas lo que interesa es que el cliente compre nuestro producto.

La iluminación es otro factor realmente importante, una luz blanca es lo más adecuado para tener mejor visibilidad y no forzar la vista de ninguno de los oficinistas. Esto es importante no solo en las oficinas modernas, sino en cualquier estilo de oficina

oficinas modernas

Los módulos de los escritorios, bibliotecas y demás muebles de oficina deben mantener un espacio mínimo entre sí para que los oficinistas puedan realizar sus labores cómodamente sin sentirse aprisionados, conjuntamente con esta distribución, es conveniente que el diseño sea en colores claros ya que ayuda a dar una sensación de mayor amplitud, una de las grandes virtudes del estilo minimalista que se aplica en las oficinas modernas.

oficinas modernas

Por último, gran cantidad de luz natural es muy importante. Por más que se coloque una correcta y potente iluminación artificial no hay nada mejor que la luz natural, tanto para las oficinas modernas o para cualquier otro ambiente.